La halitosis es un signo clínico que se caracteriza por mal aliento. Generalmente está provocada por bacterias, y se estima que afecta al 25 % de la población, aunque se estima que en torno a un 50% lo ha padecido en algún momento de su vida.

Las causas de la halitosis pueden ser múltiples: desde falta de higiene bucal hasta  situaciones graves como el cáncer, habiendo un gran número de casos provocados por gastritis crónica.

En la competencia puramente odontológica, tu dentista explorará toda la cavidad oral, las piezas dentarias y las encías. Seguramente te aconseje una limpieza o tartrectomía para eliminar el sarro y la placa bacteriana, y tratará las piezas dentales con caries o extraiga las piezas en muy mal estado.

Como consejos urgentes, te aconsejamos eliminar el tabaco, consumir yoghurt, evitar alimentos como cebollas, no abusar del café, beber abundante agua, comer frutas como manzanas o kiwis, y sobre todo cepillarte muy bien y complementar tu higiene con seda dental y enguajes bucales.