El paso del tiempo y el consumos de determinados medicamentos pueden reducir drásticamente la producción de saliva. Si además de ello descuidamos la higiene, nos despreocupamos del dentista y de la dieta, nuestra salud bucodental puede verse mermada. Recuerda que una buena salud oral es básica para evitar otro tipo de complicaciones generales de salud.

Algunos puntos clave que tenemos que tener en cuenta son:

  1. Nunca insistimos demasiado en la higiene, en cualquier etapa de la vida. Para las personas mayores debe ser también una prioridad
  2. Al menos dos veces al día es fundamental que se higienice la dentadura con pasta dentífrica fluorada, por la mañana y por la noche. Si se trata de una prótesis removible, es también crucial, no solo por su mantenimiento sino por evitar complicaciones en la salud general.
  3. El punto de vista que puede ofrecer vuestro dentista es crucial. Os ofrecerá parámetros confiables de cuidado general, mantenimiento pormenorizado. Es imprescindible que vayáis a visitarlo periódicamente. Recuerda que una visita no tiene porqué venir motivada por un dolor o una molestia. El conocido dicho «Es mejor prevenir que curar» se cumple con total disciplina en todos los aspectos de la salud, incluido el que tiene que ver con tu boca.
  4. Recuerda que hay varias patologías orales que tienen que ver con enfermedades cardiovasculares y diabetes, así como cerebrales y respiratorias. Es fundamental llevar un estilo de vida basado en la salud general.
  5. Por último, recuerda que la falta de dientes, algo muy común en personas de edad muy avanzada, tiene soluciones cada vez más mejoradas y avanzadas. Consulta con tu especialista para conocer tus opciones.