El ronquido no patológico debería ser inferior a 40 decibelios y su frecuencia regular durante el sueño. El ronquido de pronóstico patológico se define por ser fuerte, irregular y entrecortado. Las primeras medidas que usted puede tomar para enfrentar el ronquido son: evitar el sobrepeso y la vida sedentaria, evitar dormir boca arriba para no estrechar la vía respiratoria, rehuir el tabaco y el alcohol. Y por supuesto, visitar al médico si la congestión nasal persiste.

Si finalmente necesita una medida específica, se puede considerar el uso de aparatos de avance mandibular.

Los aparatos de avance mandibular se introducen en la boca, modificando la posición de la lengua, mandíbula, y estructuras de soporte de las vías aéreas superiores. Gracias a ellos, logramos aumentar el espacio en la vía aérea superior y constituyen una alternativa muy eficaz en el tratamiento del síndrome de la apnea obstructiva del sueño. Están indicados para casos leves o moderados y para pacientes que no toleren o rechacen los equipos de presión positiva continua (CPAP). Llámenos para comentar su caso.