En Clínica Dental Salteras estamos muy acostumbrados a conocer casos agudos de sensibilidad dental.

¿Dientes sensibles? Causas de la sensibilidad dental

Hay dos causas fundamenales por las que la dentina se queda expuesta y por tanto, tus dientes se hipersensibilizan:

Encías en mal estado, retroceso de encías: suele producirse por una gingivitis o periodontitis creciente o un cepillado inadecuado.

Desgaste del esmalte dental: puede que tengas un consumo demasiado frecuente de comidas y bebidas ácidas, o que te cepilles demasiado fuerte.

En nuestra clínica, para este tipo de molestias puede considerarse un tratamiento de una sola sesión que ya han disfrutado varios de nuestros clientes. Se trata de la aplicación de un barniz de fluoruro sódico al 5%. La liberación del flúor y del fosfato de calcio genera una capa protectora en la superficie del diente.

Para obtener el máximo beneficio, hay que seguir unas recomendaciones tras salir de la clínica:

  1. No cepillarse ni pasar el hilo dental por lo menos durante 4-6 horas.
  2. Esperar al siguiente día para volver a su higiene buscal normal.
  3. Seguir una dieta de alimentos blandos mientras dura el tratamiento.
  4. Evitar bebidas calientes y productos que contengan alcohol y de contenido gaseoso.

El barniz se nota en los dientes el primer día, pero al finalizar el periodo puede retirarse completamente, con su higiene habitual.

¿Eres un buen candidato para este tratamiento de hipersensibilidad dental?

En principio, el alivio sintomático del barniz es notable, lo que no te exime de someterte a un análisis profundo de las razones que te han llevado a tu sensibilidad dental.